Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2019

Las bendiciones de estudiar la Palabra de Dios

“Si tu crecimiento en la piedad se midiera por la calidad de tu asimilación de la Biblia, ¿cuál sería el resultado?” –Donald S. Whitney Esta es una pregunta que conmovió en gran manera mi corazón. Me llevó a examinar mi mundo interior para ver cuál sería mi respuesta. La verdad es que nuestro crecimiento en la piedad está relacionado con la calidad de nuestra asimilación de la Palabra; y esto no lo digo porque lo haya escuchado de una persona o deducido yo misma, sino porque el mismo Señor Jesús en una de sus asombrosas oraciones dijo: “Santifícalos en la verdad; tu palabra es verdad.” Juan 17:17. En este simple y profundo versículo, podemos ver que el plan de Dios para santificar a sus hijos, es decir, para llevarlos a vivir vidas que den honra y gloria a Su nombre, se logra a través de “la Verdad”, que es su Palabra.  John MacArthur, en su comentario del evangelio de Juan, y haciendo referencia a este pasaje, escribió: “…Habiendo orado por protección espiritual para ellos, Jesús cont…

Fotos del Tercer Encuentro de Mujeres 2019

Fotos del Tercer encuentro de Mujeres 2019
Tiempo de Alabanza
Exposición de Su Palabra
Tiempo de Comunión

¿Te hizo "clic"?

En estos tiempos donde la tecnología lo inunda todo, hasta la Real Academia Española debió incorporar la palabra “clic” (yno click, ya que ese término corresponde al inglés) como una onomatopeya cuya intención es imitar el sonido del mouse. Así decimos que con un solo “clic” podemos entrar al mundo cibernético o a un sin fin deinformación, entre miles de opciones que nos ofrece ese pequeño movimiento. Un antes y un después. Como el idioma es dinámico, cambiante y progresivo,empleamos la expresión “me hizo clic”, para definir una variedad de situaciones, ya sea algo que por fin comprendimos o un pensamiento que modificó nuestra manera de actuar, o bien para hablar de aquella circunstancia que produjo “un antes y un después”. Salvando las distancias, aquellos que tuvimos un encuentro con Jesucristo, pudimos palpar que desde ese día, hubo “un antes y un después”. Fue cuando comprendimos que nuestros pecados nos separaban absolutamentedel Santo y Único Dios y que Él mismo tomó la imperios…

Los dos amos, el fruto y el salario

En “otras épocas”, cuando los novios no podíamos encontrarnos personalmente porque vivíamos a muchos kilómetros de distancia, nos escribíamos cartas. La imposibilidad de encontrarnos y la necesidad de hablarnos dejaban, con el tiempo, un documento de gran valor al que uno puede recurrir y volver a leer; algo precioso que lo pueden encontrar más tarde los hijos, nietos y bisnietos. De forma similar nos sucede con la epístola a los Romanos. El apóstol Pablo deseaba ir a Roma para ministrar y ser ministrado por los hermanos, pero se vio impedido (ver Romanos 1:9-15). Esta epístola es una bendición para nosotros hoy; ¡nada menos que una carta inspirada por Dios! El apóstol usa imágenes cotidianas para los romanos, con el objetivo de que entiendan verdades importantes de la Palabra de Dios, y cómo estas se aplicaban a sus vidas. De esta manera, toma un ejemplo muy conocido para su cultura: la relación entre amos y esclavos. Leamos Romanos 6:19- 23: “Hablo como humano, por vuestra humana debi…

Fotos del Segundo encuentro de mujeres 2019

Segundo encuentro 2019: El fruto de la santificación Mujeres Transformadas
Felices por todo lo que Dios nos permitió vivir en este Segundo Encuentro de mujeres, aquí les dejamos algunas fotos de lo que fue:




Tiempo de Alabanza


Tiempo de Estudio

Tiempo de Social



Damos gracias a Dios por cada una de las mujeres que pudieron asistir.
¡Que Dios sea glorificado por su obra!


Ph: Carla Vazquez

La frustración de la autoestima; la felicidad de glorificar a Dios

Vivimos en una generación obsesionada con la autoestima. Constantemente se nos dice que la clave para alcanzar la felicidad consiste en amarse y valorarse a sí mismo; de este modo, y según estas voces, lo primordial es que mi vida gire alrededor de mí. Esto quiere decir: “si me amo lo suficiente, y tengo un elevado concepto de mí misma, hallaré el camino hacia la felicidad”. Quizás, esta sea una de las causas ocultas por lo cual la gente se auto-promueve y se auto-alaba hasta llegar a colocarse en el primer lugar. Nuestra cultura ha hecho del egoísmo una virtud, y de la humildad que se enfoca en el servicio a los demás, una debilidad. Sin embargo, este pecado de la obsesión por uno mismo, no surgió en el siglo XXI, sino en el principio mismo de la historia humana, cuando Adán y Eva pecaron contra Dios al comer del fruto prohibido (ver Génesis 3). Antes de la caída, la “autoestima” no era un asunto importante en sus vidas; la identidad de ellos estaba segura, arraigada y definida en el…