Ir al contenido principal

Entradas

Lado a Lado

Entradas recientes

Orando sin desmayar por un hombre de Dios. Descansando en Quien vela por darme lo mejor.

Estar casada con un hombre que no conoce a Cristo puede deberse a que la gracia del Señor te alcanzó estando ya en matrimonio o ser consecuencia de desobediencia o necedad. En primer lugar me gustaría dirigirme a las mujeres solteras, especialmente a aquellas que tienen en su corazón a algún joven no creyente.
Hermana, no caigas en el engaño de creer que vos lo vas a cambiar, esa es una obra que sólo el Espíritu Santo puede hacer. Que un esposo no creyente se convierta después de la concepción del matrimonio en yugo desigual es la excepción y no la regla, tampoco el modelo. Casarse con un incrédulo es pecar contra Dios. No importa lo buena persona que sea según los estándares terrenales, ni lo que te haga sentir su presencia, lo que importa es su posición ante Dios. Por lo tanto huye —física y espiritualmente— de cualquier cercanía amorosa que puedas tener con un hombre soltero que no sea cristiano."No se asocien íntimamente con los que son incrédulos. ¿Cómo puede la justicia as…

Buscando a Dios en medio de la incertidumbre

Todas nos enfrentamos a tiempos de incertidumbre. El Covid-19 nos ha recordado que nada es seguro en esta vida. Nuestras horas son breves sobre esta tierra. Aun cuando creemos que somos fuertes y esforzadas, seguimos siendo débiles y vulnerables.— ¡Tranquila, Dios está al control!— suele escucharse en tiempos de dificultad, y es una gran verdad que también ha salido de mis labios. Pero sabemos que cuando los problemas se presentan en nuestra historia, muchas veces esa frase suena distante, sin sabor y sin paz. Dudamos de versículos como "todas las cosas cooperan para bien" (Romanos 8:28), nos preguntamos y afligimos. Dejamos que la preocupación nos domine de tal manera, que el corazón acongojado pinta nuestros pasos.La Biblia afirma que la angustia es parte de nuestra biografía. Nuestro Eterno y Sublime Señor usa el sufrimiento. Recordemos que Él lleva a cabo un plan de santificación y refuerza nuestra fe a través de la tristeza (Santiago 1:1-12) para que “podamos consolar a…

¡Bienvenidas! - Blog de Mujeres 2020

"¿Quién será aquel que diga que sucedió algo que El Señor no mandó?" (Lamentaciones 3:37) Terminaba el año 2019 y junto al equipo de mujeres del ministerio femenino de nuestra iglesia, celebrábamos un año más de la gracia recibida que hizo posible el proclamar a Cristo como Señor y Salvador. Estábamos planificando todo aquello que pensábamos realizar durante el año 2020. ¡Teníamos todo listo! Las fechas asignadas para las reuniones, los temas a exponer y aún la confirmación de nuestras oradoras invitadas. Sin embargo, la mano poderosa de Dios irrumpió en la escena, y sucedió algo inesperado: ¡puso en cuarentena al mundo entero! Tal cual lo expresaba el profeta Jeremías, nosotras sabemos que nuestro Dios es Soberano y que en realidad no sucede "nada" que él no haya mandado. Y aunque estamos confiadas en su carácter y entendemos que su misericordia y amor son eternos, a causa de la cuarentena, tuvimos que modificar nuestros planes y aún nuestras agendas cotidianas. ¿Ha…

Las bendiciones de estudiar la Palabra de Dios

“Si tu crecimiento en la piedad se midiera por la calidad de tu asimilación de la Biblia, ¿cuál sería el resultado?” –Donald S. Whitney Esta es una pregunta que conmovió en gran manera mi corazón. Me llevó a examinar mi mundo interior para ver cuál sería mi respuesta. La verdad es que nuestro crecimiento en la piedad está relacionado con la calidad de nuestra asimilación de la Palabra; y esto no lo digo porque lo haya escuchado de una persona o deducido yo misma, sino porque el mismo Señor Jesús en una de sus asombrosas oraciones dijo: “Santifícalos en la verdad; tu palabra es verdad.” Juan 17:17. En este simple y profundo versículo, podemos ver que el plan de Dios para santificar a sus hijos, es decir, para llevarlos a vivir vidas que den honra y gloria a Su nombre, se logra a través de “la Verdad”, que es su Palabra.  John MacArthur, en su comentario del evangelio de Juan, y haciendo referencia a este pasaje, escribió: “…Habiendo orado por protección espiritual para ellos, Jesús cont…

Fotos del Tercer Encuentro de Mujeres 2019

Fotos del Tercer encuentro de Mujeres 2019
Tiempo de Alabanza
Exposición de Su Palabra
Tiempo de Comunión

¿Te hizo "clic"?

En estos tiempos donde la tecnología lo inunda todo, hasta la Real Academia Española debió incorporar la palabra “clic” (yno click, ya que ese término corresponde al inglés) como una onomatopeya cuya intención es imitar el sonido del mouse. Así decimos que con un solo “clic” podemos entrar al mundo cibernético o a un sin fin deinformación, entre miles de opciones que nos ofrece ese pequeño movimiento. Un antes y un después. Como el idioma es dinámico, cambiante y progresivo,empleamos la expresión “me hizo clic”, para definir una variedad de situaciones, ya sea algo que por fin comprendimos o un pensamiento que modificó nuestra manera de actuar, o bien para hablar de aquella circunstancia que produjo “un antes y un después”. Salvando las distancias, aquellos que tuvimos un encuentro con Jesucristo, pudimos palpar que desde ese día, hubo “un antes y un después”. Fue cuando comprendimos que nuestros pecados nos separaban absolutamentedel Santo y Único Dios y que Él mismo tomó la imperios…