Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2020

Orando sin desmayar por un hombre de Dios. Descansando en Quien vela por darme lo mejor.

Estar casada con un hombre que no conoce a Cristo puede deberse a que la gracia del Señor te alcanzó estando ya en matrimonio o ser consecuencia de desobediencia o necedad. En primer lugar me gustaría dirigirme a las mujeres solteras, especialmente a aquellas que tienen en su corazón a algún joven no creyente.
Hermana, no caigas en el engaño de creer que vos lo vas a cambiar, esa es una obra que sólo el Espíritu Santo puede hacer. Que un esposo no creyente se convierta después de la concepción del matrimonio en yugo desigual es la excepción y no la regla, tampoco el modelo. Casarse con un incrédulo es pecar contra Dios. No importa lo buena persona que sea según los estándares terrenales, ni lo que te haga sentir su presencia, lo que importa es su posición ante Dios. Por lo tanto huye —física y espiritualmente— de cualquier cercanía amorosa que puedas tener con un hombre soltero que no sea cristiano."No se asocien íntimamente con los que son incrédulos. ¿Cómo puede la justicia as…